viernes, 13 de febrero de 2015

299. Diallo

Diallo y yo en 2015. Él es el de la gorra
Si echamos una mirada hacia atrás (post 162) encontramos a Diallo en Níger y más recientemente hablando de la desigualdad (post 291).

El mundo humanitario es pequeño y los humanitarios nos movemos bastante, de ahí que no debería ser muy sorprendente volverme a encontrar a Diallo, esta vez como máximo responsable de Oxfam Intermon en Chad.

Diallo es un tipo afable, simpático, inteligente, estratega, tiene visión pero sobre todo le rebosa humanidad por los cuatro costados. Nos hacemos la foto rigor.

África en colores: ¡Cuanto tiempo, Diallo! ¿como estás?

Mamadou Diallo: On bouge, on bouge... (algo así como "nos movemos" o "no paramos")

AeC: ¿Que tal están cosas en Chad? ¿Como va el trabajo con Oxfam Intermon en Chad?

MD: Ahora mismo estamos al máximo de nuestra capacidad de trabajo con los refugiados de la República Centro africana: pozos, distribución de kits de higiene, material de cobijo para los recién llegados. Máxima actividad en la zona de Moissala que conoces bien, por haber ido el año pasado.

AeC: ¿Han llegado más refugiados?

MD: Las cifras son siempre complicadas, pero parece que no, que permanecen estables. El problema es el mismo que el año pasado: apenas hay organizaciones que trabajen en la zona y eso hace que vayamos desbordados.
Diallo y yo en 2011

AeC: Hace poco hablamos aquí de los nuevos refugiados en la zona del lago. ¿cual es la situación?

MD: Varios organismos (Cruz Roja, MSF, agencias de N.U. o la Unión Europea) están realizando misiones para recoger información. (también Oxfam Intermon está pensando en dar respuesta a esta nueva necesidad humanitaria). El problema es doble: el acceso (hablamos de islas a las que hay que acceder en barca y la seguridad: se cree que hay elementos de Boko Haran en la zona dispuestos a cometer atentados.

Diallo pasa una semana en las oficinas de Barcelona reuniéndose con todo el mundo, hablando, planificando, creando estrategias de intervención, intentando optimizar el trabajo de Oxfam en la zona. Se toma también unos días de descanso antes de volver a Ndjamena

Le enseño las dos fotos a una compañera de oficina:

Diallo, imagino que en la oficina de Barcelona te están tratando bien, pero tenías mejor cara en la foto africana....